Webs en las que conseguir préstamos con el coche como aval

    • Importe De 500 a 60.000 €
    • Devolución 12 a 120 meses
    • Interés De 5,06 % a 15,73 % TAE.
    • Entidad bien conocida.
    • Muchas opciones y diversidad.
    • Condiciones competitivas.
    • Importe Hasta 10.000 €.
    • Devolución Trabaja con varios prestamistas.
    • Interés Trabaja con varios prestamistas.
    • Colaboran con más de 25 empresas.
    • Hasta 10.000 €.
    • Tasación del coche gratuita.
    • Importe Hasta 6000 €
    • Devolución 12 a 36 meses.
    • Interés TAE max. 19.8%
    • 5 días de cortesía para pagar.
    • Puedes seguir utilizando el vehículo sin pagar un alquiler por él.
    • No hace falta ir al notario.
    • Importe De 500 a 50.000 euros.
    • Devolución 3-96 meses
    • Interés Del 2,99% hasta el 289% TAE.
    • Hasta 50.000 €.
    • Intereses competitivos.
    • Trabajan con diferentes prestamistas.
    • Importe
    • Devolución
    • Interés
    • Recibes dinero y puedes seguir utilizando el coche.
    • Aceptan clientes en ASNEF y sin ingresos.
    • Soluciones para empresas: Renting, Dto pagarés, recobro, factoring, etc.
    • Importe €1 000 - €50 000
    • Devolución 6 y 84 meses
    • Interés TAE 2,99% - 16,50%
    • Hasta 50.000 €.
    • Sin aval.
    • Responden en 48 horas.
    • Importe De 500 a 50.000 €.
    • Devolución Hasta 10 años.
    • Interés 5,99% a 14,92%. TAE.
    • Intereses competitivos.
    • Entidad segura y con buena reputación.
    • Sin comisión de apertura ni mantenimiento.
    • Importe 3.000 € - 30.000 €
    • Devolución De 12 a 96 meses.
    • Interés 8,30% TAE. TAE máxima: 9,38%
    • Sin cambiar de banco.
    • Sin comisiones de estudio, apertura ni cancelación total o parcial.
    • Intereses asequibles.

Cómo funcionan los préstamos con aval del coche

Hombre con su coche

Los préstamos con el coche como aval no se diferencian demasiado de cualquier otro préstamo personal. En definitiva, el contrato consiste en que una empresa te deja una cantidad de dinero determinada a cambio de que se la devuelvas añadiendo unos intereses que serán sus beneficios. En algún caso, la entidad también puede aplicar comisiones. En este sentido, lo mejor es fijarse en la TAE pues incluye todos los gastos obligatorios para conseguir el préstamo.

La principal particularidad de los préstamos con aval del coche es que si no devuelves el dinero con los intereses correspondientes, el coche se podrá vender en subasta de modo que la entidad se quedarán con el dinero que le corresponda y tú con la cantidad sobrante si la hay.

Este tipo de préstamos está regulado por la Ley de 16 de diciembre de 1954 sobre hipoteca mobiliaria y prenda sin desplazamiento de posesión.

Como es lógico, si usas el coche como aval no podrás venderlo sin consentimiento del acreedor hasta que hayas saldado la deuda.

De la misma manera, mientras dure el préstamo estás obligado a cuidar y mantener el vehículo debidamente.

También es importante hacer hincapié en dos cosas que ya hemos mencionado:

  1. No hace falta cambiar la titularidad del coche.
  2. Llegado el caso, el acreedor no se queda con el coche, sino que este se enajena en subasta pública.

Qué vas a necesitar

Los préstamos con aval del coche requieren un contrato y para poder formalizar este tendrás que identificarte completamente y demostrar que eres mayor de edad.

También deberás demostrar que eres el propietario del coche y tendrás que declarar que este no está hipotecado, pignorado ni embargado.

Qué debe aparecer en el contrato

Además de tus datos y los del prestamista, habrá que describir el coche especificando sus particularidades. Es decir:

  • Clase de vehículo y marca de fábrica.
  • Número del motor y del bastidor.
  • Matrícula del vehículo.
  • Número de cilindros y potencia en HP.
  • Categoría y número del permiso de circulación y lugar y fecha en que fue expedido.
  • También debe aparecer el importe del principal garantizado, el plazo para su devolución, el tipo de interés y las cantidades referentes a costas y gastos.

Ventajas de los préstamos con el coche de garantía

  • Puedes acceder a cantidades mayores.
  • Intereses más bajos.
  • No necesitas pedir el aval de un familiar o amigo.

Préstamos por tu coche con compraventa

Otra posibilidad para conseguir préstamos por tu coche es mediante un contrato de compraventa con opción de recompra.

Básicamente vendes tu coche, pero la empresa estará obligada a revendértelo si devuelves el préstamo y los intereses justo a ese precio de modo que todo sucede simultáneamente.

En ocasiones te ofrecen la posibilidad de seguir utilizando el vehículo. Sin embargo aquí es importante aclarar, en el caso de que haya pagos mensuales, si esos pagos consisten en la devolución del préstamo o en un alquiler del coche que, como hemos explicado, ya no sería tuyo. Si fuese este último caso, tras haber pagado una cantidad mensualmente en concepto de interés, al final del préstamo tendrás que devolver dicho préstamo más los intereses.

Conclusión

coches

Es esencial entender qué tipo de operación estamos contratando. Si no estás seguro de ello, lo más sensato es pedir asesoramiento, ya que en ningún caso debes firmar un contrato que no entiendas.

Ten en cuenta que si se trata de un préstamo con el coche como aval, la entidad debe informarte de la TAE del mismo. Sin embargo, si es una compraventa con opción de recompra no tiene dicha obligación. Por tanto, el segundo caso es más complicado. No decimos que no pueda merecer la pena, pero hay que extremar la precaución para entender bien cómo funciona.

Preguntas frecuentes sobre préstamos con el coche como aval

¿Se puede usar como aval el coche de otra persona?
¿Es obligatorio contratar un seguro para el vehículo?
¿Se puede hacer una solicitud estando en ASNEF?